Som | Fundació Catalana Tutelar

caenes
You Are Viewing

“Cuando trabajaba no podía hacer nada más, no tenía la posibilidad de escoger. Ahora puede decidir qué quiere hacer con su vida”

envelliment_actiuA veces con el ritmo acelerado del día a día es difícil ver más allá del trabajo. Puedes ir a comprar, tomar algo con los amigos y las amigas, pero el trabajo es el eje central de nuestra cotidianidad.

Pero, qué pasa cuando nos sacan de esta rutina? La inactividad repentina de la jubilación, y muchas veces también la soledad, asociada en muchos casos a hacernos mayores e ir perdiendo a los familiares más cercanos, hace que en un periodo vital tan importante como la vejez, nuestra calidad de vida empeore.

Ahora es el momento, pues, de hacer este doble trabajo, cuidarnos -o dejar que nos cuiden- psicológicamente para no perder la actividad diaria y velar porque nuestra salud no empeore, cuando ésta empieza a ser más delicada.Esto nos pasa a todos y a todas, en mayor o menor grado, y a menudo necesitamos un apoyo externo que nos ofrezca recursos para hacer más fácil este camino.

El proyecto piloto Envejecimiento Activo, liderado por Dincat e implementado por Som Fundació, entre otras entidades federadas, quiere dar herramientas a personas con discapacidad intelectual o del desarrollo que se encuentran en esta situación. Ricard es un ejemplo, un hombre tutelado por nuestra entidad recientemente jubilado que necesita ocupar este tiempo libre, que es mucho, haciendo actividades que lo enriquezcan.

Ricard es una persona prudente, dice pocas palabras pero muy acertadas. Es inquieto, inteligente, sensible, romántico… e, incluso, místico. Le encanta leer y escuchar música. En su casa encuentras los auriculares colgando de la minicadena, un montón de CD y cajas vacías de antiguos casetes. Le encanta pasear por el barrio gótico de Barcelona, su barrio, y cotillear los “rastrillos” de libros antiguos. Cuando compra se deja llevar por la intuición, mira la portada, el título y rastrea las primeras páginas. En sus manos trae hoy las dos últimas adquisiciones, Antología de la poesía española y *Libro de *buen amor. Y, mientras hablamos con él, las va hojeando y apuntando sus impresiones en una libreta, donde a menudo también escribe su propia poesía.

Reconoce sentirse solo y quiere compartir su tiempo con más gente, disfrutar de algunos juegos de mesa, pasear por la ciudad, participar en un club de lectura… así se lo explica a Enric, la persona que lo acompaña en este camino y que le propone los recursos que cree que pueden ser más adecuados para dar respuesta a sus necesidades.

“Yo le pregunto: Qué quieres hacer, Ricard? Porque es él el que tiene que motivarse, el que tiene que elegir qué quiere hacer y yo le ofrezco los recursos que están a su alcance. Cuando trabajaba no podía hacer nada más, no tenía la posibilidad de escoger. Ahora puede decidir qué quiere hacer con su vida”, comenta Enric.

Cada semana se ven, y tomando un café en un bar cerca de su casa, deciden qué harán. El otro día, por ejemplo, visitaron Radio Nikosia, un espacio radiofónico donde pudo compartir sus vivencias; hoy debaten si irán al Centro Cívico Astilleros, para ver qué actividades hacen, o si lo dejarán para otro día.

Según Enric, se trata de un caso claro: “Necesita un empujón para su día a día. Otras personas ya tienen una rutina, que a menudo también hay que modificar, pero Ricard necesita esta ayuda de forma muy evidente. Él es muy sincero a la hora de hacer sus demandas y nos entendemos muy bien. Esto ayuda que podamos trabajar juntos”.

Así pues, el proyecto Envejecimiento activo trabaja para que personas como Ricard puedan hacerse mayores de una manera activa, digna y saludable, una iniciativa que esperamos que pueda consolidarse y de la cual muchas más personas puedan beneficiarse.

Calidad Plena Inclusión ISO 9001