Som | Fundació Catalana Tutelar

caenes
You Are Viewing

ES PREFERIBLE VIVIR EN CASA

vida-independent-autonomia-discapacitat-intel·lectual-tutela
La fundación dedica importantes recursos al programa de Vida Independiente, cuyo objetivo principal es mantener la autonomía personal de las personas con discapacidad intelectual a las cuales apoyamos. El programa promueve el derecho de las personas a las que protegemos a decidir dónde y cómo vivir, evitando, siempre que sea posible, el ingreso en centros residenciales.

En la actualidad, son más de 220 personas que se benefician del Programa de Vida Independiente, personas que viven en pareja, solas, que comparten piso con otros compañeros y/o compañeras …

Dani G., Eva C y Raquel M. residen en un piso en Barcelona, con el apoyo de la fundación, y nos ofrecen su testimonio y la valoración de esta experiencia.

Dani y Eva, es una pareja que vive de forma independiente en su propio domicilio desde hace algunos años y, recientemente, se ha incorporado Raquel. Actualmente, conviven las tres personas de forma totalmente autónoma y sólo cuentan con el apoyo de una ayuda domiciliaria y, por supuesto, de la fundación.

Dani y Eva se conocieron hace once años en unas colonias en Galicia, que organizó la fundación. Y, a partir de ese momento, decidieron que querían vivir juntos. En aquellos tiempos, Dani residía en Girona y Eva en Barcelona y, después de mucho trabajo, consiguieron realizar uno de sus sueños: vivir juntos en un piso.  Dani nos comenta que, evidentemente, hay un cambio muy notable entre vivir en un centro residencial y compartir un piso con su pareja. Ahora, él tiene más autonomía y puede decidir dónde ir y a qué hora volver a casa sin dar explicaciones constantes a los monitores. No obstante, nos cuenta entre risas que, ahora que puede volver más tarde, no lo hace, pero ésa es su decisión porque “Si te apetece salir, sales y, si no te quedas en casa”

Tanto Dani como Eva tienen un trabajo que les ayuda a poder mantener el piso y realizar determinadas actividades. Pero ambos tienen más expectativas y les gustaría continuar progresando en el ámbito laboral.

La historia de Raquel y Eva es muy curiosa, porque ambas coincidieron en unas colonias cuando eran muy pequeñas y, posteriormente, continuaron su vida por separado. Después de mucho tiempo sin verse, coincidieron en una comida de navidad de som – fundació. Desde entonces, han mantenido la amistad y el contacto.

Raquel estaba viviendo en Solsona hasta el pasado mes de diciembre y, hace ya algunos meses que indicó a som -fundació su intención de poder volver a Barcelona. Finalmente, después de valorar diversas alternativas con la fundación, se ha podido incorporar con Eva y Dani. Los tres, afirman entre risas, se congenian muy bien. Cuando están en casa, se organizan para disfrutar de las actividades que más le gusta a cada uno: Dani prefiere un rato de Play y, tanto Eva como Raquel, eligen ver algún programa televisivo.

En cuanto a las tareas domésticas, también las tienen muy definidas y asignadas y, de momento, no han tenido ningún conflicto. Cada uno de ellos sabe qué, cómo y cuándo lo tiene qué hacer. En definitiva, todos ellos valoran muy positivamente la experiencia de compartir piso con otras personas y ninguno de ellos lo cambiaría por vivir en una residencia. No obstante, Eva nos comenta que en el centro residencial era más fácil quedar con todos sus amigos para pasar una tarde. “Ahora, es un poco difícil reunir a todos los amigos para compartir actividades porque cada uno tiene su vida y, normalmente falla alguien.” Dani le contesta muy seguro: “Así es la vida, hay que adaptarse”

 

Muchas gracias por compartir vuestra experiencia con nosotros

Calidad Plena Inclusión ISO 9001