Som | Fundació Catalana Tutelar

caenes
You Are Viewing

La tutela

tutela

“acompañarlo a comprar ropa o al hospital, las meriendas, la comida de Navidad…”

SOM – FUNDACIÓ CATALANA TUTELAR tiene como servicio principal el ejercicio de la tutela de las personas con discapacidad intelectual en todas las formas previstas por la ley: curatela, administradores patrimoniales, defensor judicial y consejo de tutela.

El programa de Voluntariado es otro de los servicios fundamentales de Som – Fundació. Su objetivo principal es conseguir que todas las personas tuteladas tengan una persona voluntaria que les apoye afectivamente, al mismo tiempo que acerca y da a conocer la realidad de las personas con discapacidad intelectual a la sociedad.

En el ámbito personal

La  dimensión  personal  del  ejercicio  de  la  tutela  ha  sido  uno  de  los  puntos  más destacados  del  ideario  de   SOM  –  FUNDACIÓ CATALANA  TUTELAR, desde  sus  inicios.     La  tutela  exige principalmente   afecto   y   atención  personal,   cualidades  que  Som – Fundació desempeña con una sensibilidad especial y que las hace presentes en los momentos más importantes de la vida de sus tutelados.

Además,  cada  mes  celebramos  encuentros, en  Barcelona  y  fuera de  la ciudad, en las que se realizan actividades, para que  las  personas tuteladas se  sientan unidas, apreciadas y, también,  perciban que  forman parte de  Som – Fundació.   Entre estas actividades, tiene especial interés la merienda mensual y la comida de Navidad.

También se trazan planes de trabajo individual que llevan a cabo las actuaciones y actividades decididas por el equipo multidisciplinar. Con estos planes se fomentan las relaciones entre los tutelados y el personal de Som – Fundació, se proporciona ayuda y consejo y se favorece el crecimiento personal.

Som – Fundació  proporciona la ayuda domiciliaria, residencial, ocupacional, laboral y de ocio más adecuada para cada persona según sus necesidades y aspiraciones. También se acompaña a las personas tuteladas al médico, al hospital, a comprarse ropa y efectos personales. Así mismo, busca las ayudas necesarias para establecer redes dentro de la comunidad y de este modo facilitar su inserción, siempre que sea posible.

Por último, a fin de contribuir a la normalización de la vida de las personas tuteladas, se intenta que un alto porcentaje vaya de vacaciones.

En el ámbito patrimonial

En el ejercicio de la tutela, la dimensión personal y patrimonial forman una unidad, aunque en algunos casos una decisión judicial puede separarlas. La mayoría de las veces, el patrimonio de las personas tuteladas por SOM – FUNDACIÓ CATALANA TUTELAR es de escasa entidad, pero no por ello se deja de gestionar de una manera reflexionada y rigurosa, con eficacia y transparencia y de manera totalmente individualizada.

Para llevar a cabo esta tarea de manera eficiente, Som – Fundació  elabora de manera informatizada una contabilidad individual para cada persona. Y para garantizar el cumplimiento escrupuloso de sus obligaciones como representantes patrimoniales y administrativos, presenta las cuentas detalladas a los estamentos judiciales para que sean aprobados.